YA ESTA AQUI EL NUEVO XIAOMI MI 11

Mar 27, 2021 0 Comentarios

Mayor cascada tienen los lados, que desembocan en un fino borde metálico que queda como un sándwich entre ésta y la mayor curvatura de la trasera. Un borde que se “come” las esquinas de la pantalla, como no vimos en el Mi 10 Pro o el xiaomi mi 10t pro pero sí en los HUAWEI P40 PRO (de hecho, nos recuerda mucho más a éste que a sus antecesores en la trasera, salvo por el módulo).

Hemos dejado el Mi 10T Pro para comprobar que el Mi 11 es más fino, más ligero y más compacto que este predecesor, aunque eso sí, la batería también será probablemente más pequeña al tener menor capacidad. No obstante, la pantalla del Mi 11 es algo mayor que la del Mi 10T Pro, y pese a ser muy parecida a la del SAMSUNG GALAXY S21 ULTRA sus dimensiones son bastante distintas.

Hablando de otros elementos del diseño, los botones están todos a un lado dejando el resto despejados. El lector de huellas está bajo la pantalla y vemos hendiduras para los altavoces (en los bordes superior e inferior), con un USB tipo C no alineado en el centro (como la bandeja para la nanoSIM y el altavoz) y sin minijack de 3,5 milímetros.

El módulo de cámaras es la nota discordante, al ser cuadrado con esquinas redondeadas (algo que vimos en los iPhone 11 y 12 pero de manera totalmente distinta) y con dos isletas, una sobre otra, como una especie de ying yang de cristal en negro y azul. Pese a no sobresalir en exceso en comparación a otros módulos, es suficiente como para que sin funda se pueda balancear si lo utilizamos apoyado en la mesa.

En general, nos parece un móvil bien construido, con materiales resistentes y sin apreciar partes en las que se acumule más fácilmente el polvo o que molesten al agarre. Es un móvil cómodo, relativamente delgado (casi es más la sensación por tener unos bordes bastante finos) y bonito, al menos a nosotros el tono azul claro nos ha gustado.

Bien, Xiaomi, bien. El salto a alta resolución es algo que hace justicia a cualquier terminal que se considere de gama alta y que busque dar (casi) lo mejor en cada aspecto a sus usuarios. Sobre todo sin dicotomías.

El Xiaomi Mi 11 integra una pantalla AMOLED de 6,81 pulgadas con resolución WQHD+ (3.200 x 1.440 píxeles) que llega a un máximo de 120 hercios en su tasa de refresco. Éstos son “adaptativos”, es decir, que en realidad el valor varía según estima el sistema entre 30, 60, 90 y 120 Hz

La pantalla viene bastante bien calibrada de fábrica hablando de la temperatura y el color. Aunque lo mejor en este sentido es que los ajustes de pantalla permiten personalizar esto en un grado muy detallado, pudiendo elegir espacio de color, matiz y saturación entre otros aspectos.

Una de las características de la capa de software de Xiaomi es la personalización. Xiaomi lleva más allá los avisos, con configuración de notificaciones, del propio centro de notificaciones y de la iluminación. Podemos “ocultar” la cámara tiñendo de negro la barra, personalizar bastante la pantalla ambiente y cambiar los botones por gestos de navegación entre otras posibilidades, esto último aún algo “escondido” (hay que ir a Ajustes adicionales>Reproducir a pantalla completa).

Se mantienen secciones como la de Game Turbo, el control parental o el bienestar digital. En este caso vemos añadidos diseñados para este móvil en concreto como el sistema para evitar toques accidentales. Evidentemente, también todos los que hemos visto para la pantalla y los que veremos para el sonido, con opciones ligadas a los componentes.

La lectura de huellas se realiza mediante un lector óptico bajo la pantalla, el cual es fácil de encontrar y no es demasiado exigente en cuanto a la superficie de huella que demanda. Normalmente trabaja bien incluso con la huella algo humedecida, pero siempre será algo más rápido su elegimos una animación menos compleja.

El Xiaomi Mi 11 no parece un candidato a mejor móvil fotográfico del año viendo la combinación de cámaras por las que se ha apostado, pero tiene algunos puntos potencialmente interesantes sobre el papel. Como es habitual, los repasaremos antes de adentrarnos en la experiencia:

  • Cámara principal: sensor de 108 megapíxeles Samsung HMX (1/1,33 pulgadas, píxeles de 0,8μm) con lente de siete elementos con apertura f/1.85. Estabilización óptica de imagen y autofocus.
  • Gran angular: sensor de 13 megapíxeles con lente con apertura f/2.4 y 123 grados de campo de visión.
  • Telemacro: sensor de 5 megapíxeles con lente con apertura f/2.4. Autofocus (3 a 10 centímetros).
  • Cámara frontal: sensor de 20 megapíxeles (píxeles de 0,8μm) con lente con apertura f/2.2.
  • Además, puede grabar vídeo hasta 8K a 30 frames por segundo con su cámara trasera, teniendo como una de sus principales incorporaciones (según ellos) ocho filtros cinematográficos. Sobre el papel no está nada mal, en comparación con otros nos parece una apuesta poco competitiva
  • La app de Xiaomi sigue manteniendo la interfaz que hemos visto hasta ahora, viendo en cada caso adaptaciones a las lentes de cada móvil. En este caso encontramos el modo macro y el de 108 megapíxeles además de los habituales, pero sigue estando cada uno en un cajón.
  • Algo que nos gusta de la app de Xiaomi es que es bastante versátil y da muchas opciones: el modo Pro tiene la posibilidad de activar el pico de enfoque, el guardado en RAW o la verificación de la exposición entre otras opciones, podemos editar qué modos queremos en la pestaña Más y qué otros más directos y el menú de ajustes es muy completo. Teniendo en cuenta la personalización de la interfaz (incluyendo colores y sonidos), son muchas opciones para el usuario y eso siempre es positivo (sobre todo bien ordenado y deductivo).
  • Harman Kardon y sonido estéreo. Ésas son las claves que Xiaomi destacó al (re-)presentar el Mi 11, aparentando haber reforzado un aspecto que en sus buques insignia previos no nos había convencido del todo.

  • CONCLUSIONES DE TUTIENDATECNO
  • El Xiaomi Mi 11 es un buen móvil, tiene una buena construcción, unas especificaciones relativamente equilibradas y, sobre todo, ha demostrado funcionar bien en su uso diario. No puede ganar en todos los aspectos que compite, pero es una interesante alternativa si se quiere lo último en procesadores y una buena pantalla

  • Es un smartphone atractivo a nivel estético, si bien no logramos entender la apuesta por tanta curva más allá de esto (al final lo importante es el uso, no tanto que quede bien en las fotos). Lo que destaca es la buena experiencia con este panel que ahora creemos estar a la altura de la gama alta, el menos en especificaciones.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

* Nombre:
* E-mail: (no se publica)
   Web: Site url with http://
* Comentario:
Escribe el código